Ya lo decían nuestros abuelos, prevenir es mejor que curar. La llegada del otoño nos trae paisajes idílicos y también algún que otro resfriado, por eso es importante cuidar nuestras defensas con una buena alimentación. Te contamos cómo.

El sistema inmune es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones y las enfermedades, por lo que es clave cuidarlo a través de nuestra alimentación y hábitos saludables como realizar ejercicio físico y descansar adecuadamente. Hoy nos centramos en los alimentos para explicarte qué debes comer si quieres fortalecer tus defensas mediante una dieta variada y equilibrada. Somos lo que comemos, así que vamos a convertir la alimentación en nuestra mejor aliada para combatir infecciones y virus otoñales.

otoño

La microbiota intestinal ‑bacterias que habitan en el intestino‑ realiza una variedad de funciones como ayudar a digerir los alimentos, producir vitaminas B y K que el propio organismo no puede sintetizar, optimizar los procesos metabólicos mejorando la obtención de energía y nutrientes, actuar como barrera protectora frente la colonización por otras bacterias invasivas o nocivas y, lo que trataremos en este post, estimular el sistema inmune, que se encargará de proteger nuestras defensas.

¿Cómo podemos nutrir las bacterias beneficiosas de nuestro intestino?

  • CÍTRICOS: la vitamina C aumenta el volumen en sangrede citoquinas, unos ingredientes que te refuerzan desde dentro compuestos antivirales con los que podremos prevenir fallos del sistema inmunitario y aliviar los síntomas si ya hemos caído. Limón, naranja o verduras de hoja verde como las espinacas son ricas en vitamina C.
  • AJO Y CEBOLLA: en crudo tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Además, cuidan las mucosas con lo que favorecemos el proceso de curación. Ambos contienen prebióticos, sustancias no digeribles de los alimentos que promueven el crecimiento y la actividad de bacterias beneficiosas para el intestino.
  • ALIMENTOS ANTIOXIDANTES: eliminan toxinas, fortalecen el sistema inmune e impiden el efecto perjudicial de los radicales libres (en este post te explicamos lo que son) en nuestro organismo, que están estrechamente relacionados con el envejecimiento. Frutas como los frutos rojos o la granada y verduras como el brócoli o la remolacha destacan por ser alimentos con un alto poder antioxidante. 

frutos rojos y naranjas

  • HUEVOS: los huevos contienen dos minerales esenciales para nuestras defensas: el zinc y el selenio. Además, su composición es muy rica en vitaminas, ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico con lo que nos ayudan a prevenir infecciones.
  • ALIMENTOS FERMENTADOS: excelentes probióticos por las bacterias vivas que contienen. Los fermentados nos ayudan a potenciar el buen crecimiento de la flora bacteriana produciendo efectos beneficiosos en el sistema digestivo e inmune, pero también en el resto de organismo. Kéfir, miso, kombucha, yogur, tempeh o chucrut son algunos de los fermentados que mejor funcionan.
  • JENGIBRE: esta raíz asiática es conocida por sus propiedades medicinales. Ayuda al sistema digestivo y circulatorio y combate los virus y bacterias dañinos ya que es rico en nutrientes como el potasio, vitamina B3 y vitamina C. Si tienes gripe o resfriado el jengibre tiene propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias que nos pueden ayudar a combatirlos. 
  • ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA A, B Y E: con la vitamina A, que encontramos en alimentos rojos, los vegetales verdes y en otros productos como la zanahoria y la calabaza, mejoramos la inmunidad de nuestra piel. En cambio, la vitamina B (B1, B2, B5 y B12) presente en legumbres, cereales, lácteos y determinados pescados, aumenta nuestras defensas, un efecto que también encontramos en la vitamina E del aceite de oliva o de los frutos secos.
frutos secos
 

Ya no tienes excusa, no te confíes y actúa con prevención a través de una buena alimentación. Antes que llegue el frío de verdad, fortalece tu sistema inmune con estos alimentos para disfrutar del otoño y prepararte para el invierno (sin renunciar al disfrute en tus comidas, claro).

Hazte Smart Travelers

 ¿Tienes alguna receta para mejorar nuestras defensas? ¡Cuéntanosl

Posts Relacionados